EL PROBLEMA DEL ETERNO ADOLESCENTE Y CÓMO SUPERARLO

 

En nuestra generación millennial (hombres de entre veinte y cuarenta años) abunda un tipo de carácter que los especialistas en psicología profunda solemos denominar del «puer aeternus«.

Este carácter viene marcado por un fuerte complejo materno que se prolonga en el tiempo más allá de la adolescencia. 

La ausencia de una figura paterna poderosa y la sobreprotección materna suelen ser el caldo de cultivo dónde se forja la personalidad del también llamado síndrome de peter pan.

En el plano laboral los puer suelen tener algunos problemas comunes, Cambian con frecuencia de empleo y se quejan de que sus jefes no saben valorar los inmensos talentos que poseen.

Estas son algunas de las dificultades con las que suelen enfrentarse:

  • Se entusiasman mucho cada vez que empiezan algo nuevo, pero suelen perder la motivación a medida que el proyecto se vuelve rutinario.

 

  • Suelen sentirse  agobiados al cumplir tareas que le son impuestas desde afuera.

 

  • Se desaniman fácilmente si no obtienen los resultados esperados.

 

  • Tienen grandes ambiciones pero les cuesta bajar a tierra sus grandes ideas.

 

  • Pasan mucho tiempo fantaseando con el futuro y suelen cometer errores por falta de atención en el presente

 

Si se limitan a esperar su oportunidad, puede que esta nunca les llegue y tengan que resignarse con una vida muy por debajo de sus posibilidades.

No hay ningún remedio tan poderoso para un puer como el compromiso con su trabajo. Pero ahí es justamente dónde radica su problema, en su falta de disciplina.

Deberán desarrollar 4 capacidades que les permitan superar las limitaciones que su carácter les impone.

  1. La capacidad de resignificar los obstáculos que se presentan en el camino y de no abandonar a pesar de las dificultades.

 

  1. La capacidad de mantenerse enfocado sin dejarse arrastrar por la impaciencia.

 

  1. La capacidad de tomar decisiones basadas en un bien a largo plazo y no en un placer a corto plazo.

 

  1. La capacidad para concretar y testear en la realidad la aplicación de las numerosas ideas que se le ocurren.5.La capacidad de ser honesto y rendir cuentas ante los demás en caso de no cumplir con sus compromisos.

 

Pero no se les debe culpar por no poseer esas capacidades. Nadie se las enseñó en el colegio, ni probablemente en el hogar. Han crecido en una cultura que promueve lo inmediato y que satura de posibilidades. Sin un modelo de referencia  es muy difícil que un hombre llegue a adquirir estas capacidades, En la antigüedad, un niño nunca llegaba a convertirse en adulto sin la ayuda de un mentor.

 

Un plan de crecimiento personalizado que  permita desarrollar estas capacidades, será una garantía de éxito para cualquier proyecto que realicen. Después de todo, la mayoría de emprendimientos no fracasan por falta de conocimientos técnicos sino por la ausencia de un carácter que permita persistir más allá de las dificultades.

No Comments

Post A Comment