Reescribe tu pasado para crear tu futuro

Reescribe tu pasado para crear tu futuro

¿Qué ocurre cuando deseamos un cambio en nuestras vidas pero una y otra vez aparece el mismo obstáculo para impedírnoslo?

Puede ser que queramos cambiar una tendencia en la forma de relacionarnos con nuestra pareja. Es posible que tendamos a desconfiar del otro, que nos aislemos en los momentos difíciles, que dependamos de la validación externa o que suframos de codependencia. Todas son estrategias emocionales que aprendimos en nuestra infancia.

Puede ser que queramos cambiar un hábito que nos está dañando la salud. Una mala alimentación, tal vez exceso de azúcares. Quizás bebamos demasiado alcohol o nos cueste hacer ejercicio. Todos son hábitos que aprendimos en nuestra infancia.

Puede ser que queramos cambiar de trabajo desde hace tiempo. Puede que queramos emprender un nuevo proyecto pero nos dá miedo exponernos a la incertidumbre, arriesgar un capital o simplemente la posibilidad del fracaso. Todas son creencias que aprendimos en nuestra infancia.

Si pudieras escribir tu futuro ¿Lo harías sobre un texto repleto de palabras?

Los adultos no somos ninguna tabula rasa. La dificultad para cambiar radica en el funcionamiento de nuestro cerebro. Esto es algo que conocemos muy bien los psicoterapeutas. Nuestra mente está diseñada para fundamentar nuestros razonamientos en la emoción.. Es decir: la razón es el instrumento que utilizamos para justificar nuestras acciones.

Esto tiene grandes implicaciones, Somos seres emocionales tratando de parecer racionales. Nuestro núcleo emocional se graba en los primeros seis años de vida. Ese núcleo es el que dirige nuestras decisiones vitales: compañeros de pareja, profesión, hábitos de salud. Lo que hacemos posteriormente es repetir esos mismos patrones grabados, de formas cada vez más complejas pero conservando el mismo significado simbólico.

¿Significa esto que no tenemos libre albedrío? ¿Estamos condenados a repetir el pasado y a cumplir con nuestro trágico destino a la manera de los griegos?

Si no resignificamos nuestras historias si. Es algo que los psicólogos observamos todos los días en nuestras consultas. Gente que anhela cambiar, que entiende de dónde vienen sus traumas, pero que aún así, siguen repitiéndolos.

La resignificación es el núcleo fundamental. El resultado de un buen proceso de psicoterapia es que la personas logre re conectar primero emocionalmente con su trauma. Aceptar tu historia es el paso previo a poder transformarla.

Cuando logramos salirnos de la víctima y podemos contemplar nuestra historia desde una perspectiva más amplia, entonces logramos ver que todo lo que fué tenía que ser así. Logramos comprender que detrás de toda gran herida está nuestro tesoro escondido.

Redescubrir esos tesoros es tarea de cada uno. Yo lo hago a través de la escritura. En la escritura encontré el método perfecto para reescribir mi historia dándole un nuevo sentido, una nueva función.

Los hechos nunca son de una determinada manera sino que están ahí para ser significados, Estamos creando nuestro pasado en cada momento a través de las asociaciones de nuestra memoria.

Ese es el inmenso poder que tenemos que despertar: Recrear nuestra propia realidad.

Mis escritos dieron origen a una novela que muy pronto verás publicada. Más adelante explicaré cómo puedes escribir tu novela. La más importante de todas: tu propia vida.

No Comments

Post A Comment